Permiso retribuido recuperable

El 29 de Marzo de 2020 se publicó en el BOE el “Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19”, que regula, de manera excepcional, un permiso retribuido obligatorio y recuperable durante el período del 30 de marzo al 9 de abril.

El propio decreto establece que la recuperación de las horas de trabajo se podrá hacer efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020, siendo posible una recuperación parcial y no total.

El Real Decreto establece que esta recuperación deberá negociarse, estableciéndose lo siguiente:

-   Período de consultas entre la empresa y la representación de los trabajadores o, en su defecto, con una comisión formada por los sindicatos más representativos del sector o por una comisión integrada por tres trabajadores que deberá constituirse en el plazo de tres días. Este período de consultas tendrá una duración de siete días.

-   El período de consultas podrá sustituirse por los procedimientos de mediación o arbitraje previstos en los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico.

-   Para alcanzar un acuerdo se requiere la conformidad de la mayoría de los representantes o, en su defecto, de las comisiones.

-   En caso de desacuerdo será el empresario quien decida cómo se procederá a la recuperación de las horas, decisión que deberá ser notificada a los trabajadores y a la comisión representativa en el plazo máximo de siete días.

-   En todo caso la recuperación de las horas no podrá suponer el incumplimiento de los períodos mínimos de descanso ni superar la jornada máxima anual, todo ello respetando el derecho a la conciliación.